Cómo afectan los cambios de clima a nuestro cuerpo

  • Clima

  4 min de lectura

¡Los cambios en el clima pueden ser un verdadero terremoto para nuestro cuerpo! 

Realmente no es del todo claro por qué los cambios abruptos en el clima pueden desencadenar una crisis en nuestro organismo. Algunos estudios sugieren que las variaciones climáticas en cuanto a temperatura, humedad y presión atmosférica pueden ejercer un efecto en algunos químicos, específicamente los neurotransmisores, involucrados en nuestra biología. Cuando las dos estaciones más críticas, el verano y el invierno, se aproximan, nuestro cuerpo se prepara para el cambio (frío o calor) mediante variaciones en las concentraciones de hormonas.

Los cambios en el clima desencadenan una serie de síntomas que incluyen fatiga, debilidad, ansiedad, insomnio, irritabilidad, sensación de estupor, trastornos digestivos y malestar general.

Todos estos síntomas son señales de alarma indicativas de un estado mental y físico deteriorado. Estos cambios abruptos y extremos en la vida toman a nuestro intestino «no preparado» por sorpresa. De acuerdo con múltiples sociedades científicas, esta experiencia se conoce actualmente como «disbiosis intestinal» (una pérdida del balance normal de la flora intestinal (microbiota)). (1) (2) (3) (4)

Echemos un vistazo a los síntomas que se presentan típicamente durante los cambios de clima:

Ansiedad e irritabilidad

Ambos están asociados a la actividad de la serotonina, un neurotransmisor que regula el estado anímico. La evidencia indica que, en los casos de disbiosis, se observan concentraciones muy bajas de neurotransmisores. (3) (5)

Insomnio

Este síntoma es causado por una producción reducida de melatonina, cuya sustancia precursora es la serotonina. Estos dos neurotransmisores son afectados directamente por los cambios de clima. (3) (6)

Trastornos gástricos

Son síntomas frecuentes, y probablemente se deben a la adaptación forzosa a la que se somete el cuerpo ante las nuevas condiciones climáticas. Usualmente son desencadenados por el cambio de clima, que estimula múltiples vías de acción nerviosa y hormonal; también promueven una producción excesiva de ácido estomacal, ya exacerbado por la disbiosis intestinal. Esto también resulta en una respuesta inmunológica deficiente y en la aparición de todos los síntomas mencionados hasta aquí. (5) (7)

Cómo aliviar los síntomas asociados a los cambios de clima

No existe una «solución rápida» para prevenir el efecto que los cambios climáticos pueden tener en su sistema inmunológico. Las personas con experiencia en este aspecto esperan a que se aproximen los cambios de clima para empezar a tomar medidas preventivas, las cuales pueden prevenir o retrasar el inicio de la mayoría de los síntomas. Esto lo hacen mediante la administración de suplementos probióticos de alta calidad en su rutina diaria, iniciando unas semanas antes del cambio de clima. (4)

Además del consumo diario de probióticos, existen algunas actividades que cada individuo puede adoptar para retrasar aún más, o prevenir por completo los efectos corporales asociados a los cambios climáticos. Estas medidas incluyen:

Una alimentación saludable

Investigue e implemente en su vida diaria una dieta con alto valor nutricional. (8)

Actividad física

El ejercicio y la actividad física en general pueden ayudar a combatir la fatiga y el estrés. (9)

Sueño suficiente y satisfactorio

Una persona debería tener por lo menos 8 horas de sueño cada noche. (10)

Explore nuestros productos

El portafolio de productos de Enterogermina trabaja de manera conjunta con el cuerpo para brindar soluciones específicas para múltiples necesidades digestivas. Nuestros productos proporcionan cepas bacterianas de calidad, que no solo previenen el desequilibrio y preservan la salud intestinal, sino que pueden tratar estos trastornos intestinales en niños y adultos. (11) (12)