Datos clave sobre los probióticos

Algunos probióticos se encuentran de forma natural en nuestros alimentos, mientras que otros pueden ser consumidos en forma de suplementos de uso diario. Comience por aprender qué tipos de probióticos le hacen mayor bien a su intestino. (3)

¿Qué hacen los probióticos?

Los probióticos trabajan para balancear y restaurar las concentraciones de bacterias benéficas del intestino, que pueden verse reducidas por una variedad de factores desencadenantes cotidianos. Los probióticos pueden aliviar, tratar y prevenir los síntomas de estos trastornos intestinales, tanto en niños como en adultos. (3)

¿Probióticos o prebióticos?

Los probióticos aumentan la concentración de bacterias benéficas en nuestro cuerpo. Los prebióticos, por otro lado, son una fuente de fibra vegetal que actúa como alimento para estas poblaciones de bacterias. Los prebióticos pueden aumentar la efectividad de los probióticos. (3)

¿Cómo usar los probióticos?

Los suplementos de probióticos se toman dependiendo de forma (líquido, polvo, cápsulas, etc.), composición e indicación. (3) (4)

Trastornos intestinales

Todas las personas experimentarán alguna forma de desequilibrio intestinal en algún momento de sus vidas. Algunos de los factores desencadenantes cotidianos pueden afectar a adultos y niños de igual manera.

Trastornos intestinales y sus síntomas

Los episodios de incomodidad asociados a la digestión son la forma en que nuestro sistema digestivo nos informa que su balance natural se ha perdido de alguna manera. Aprenda a identificar esta variedad de síntomas.(2) (3) ¿Alguno de ellos le resulta familiar?

¿Cómo le ayuda Bacillus clausii a resolver sus problemas intestinales?

Bacillus clausii es una especie benéfica de bacterias esporuladas cuya acción restaura el balance de la flora intestinal. Si son tomadas con regularidad o bajo las indicaciones de un profesional de la salud, pueden ayudar a tratar y prevenir múltiples condiciones asociadas a este desbalance intestinal. (5) (6)

Manténgase informado

Aprenda cómo los diversos factores desencadenantes de la vida diaria pueden contribuir a los trastornos intestinales, y ¡cómo puede encontrar en un buen probiótico el aliado que no sabía que le hacía falta!