Al interior del intestino

El intestino se divide en dos partes: el intestino delgado y el intestino grueso. Juntos, extraen los nutrientes esenciales de los alimentos y facilitan la excreción de residuos cuando es necesario. El equilibrio bacteriano es un componente esencial para el buen funcionamiento del intestino.(1)

Flora intestinal

También conocida como microbiota intestinal, es el conjunto de microorganismos que viven en el interior del intestino. Estos facilitan la digestión, contribuyen a la síntesis de vitaminas y protegen al organismo de agentes patógenos dañinos. Numerosos factores desencadenantes diarios pueden afectar al equilibrio de la flora intestinal (microbiota), y cuando lo hacen la persona se vuelve susceptible de sufrir trastornos intestinales. (2)

Preguntas frecuentes

Seguro que tiene algunas preguntas para nosotros; consulte nuestras preguntas frecuentes.

    Casi toda la absorción de los nutrientes derivados de los alimentos y el agua se produce en el interior de los intestinos. Completan el viaje de la digestión, que es una parte integral de la salud y el bienestar general. (1)

     

    Los intestinos delgado y grueso forman un tubo largo y continuo que va desde la base del estómago hasta el ano. (1)

    El ser humano promedio tiene el intestino delgado de 6 metros de largo y el intestino grueso de 1,5 metros. (3)

Acción de Enterogermina®

La línea de productos de Enterogermina® tiene como objetivo resolver una serie de condiciones asociadas al malestar intestinal como resultado de una flora intestinal (microbiota) desequilibrada. Si su trastorno intestinal ha sido desencadenado por una o más de las siguientes situaciones, Enterogermina puede ayudarle. (4)

Cambios de rutina

Los cambios de horario y los nuevos entornos pueden influir negativamente en el equilibrio normal de la flora intestinal (microbiota). (5)

Viajes

Los viajes suelen implicar la exposición a bacterias patógenas y/o alimentos desconocidos que ponen en riesgo el intestino, pudiendo provocar diarrea del viajero. (6)

Alimentación

Una mala alimentación es una de las principales causas de las molestias intestinales recurrentes tanto en adultos como en niños. (7)

Estrés

Los periodos de estrés pueden desencadenar intensos problemas gastrointestinales, como diarrea, estreñimiento, calambres y retención de gases. (8)

Antibióticos y medicamentos

Algunos medicamentos recetados, como los antibióticos, suelen ralentizar el crecimiento de las bacterias intestinales benéficas, lo que puede provocar molestias intestinales. (9)

¿Cómo puede el reequilibrio de la flora intestinal (microbiota) ayudar a resolver sus problemas intestinales?

Bacillus clausii es un tipo de bacteria buena formadora de esporas que trabaja para reequilibrar la flora del intestino. Si se consume con regularidad, puede ayudar a tratar diferentes afecciones asociadas a los trastornos intestinales. (4)

Manténgase informado

Descubra cómo los diferentes desencadenantes diarios podrían estar contribuyendo a los trastornos intestinales, y cómo un buen probiótico podría ser el aliado que no sabía que necesitaba.