¿Qué provoca la diarrea infantil?

Sabemos que no es posible estar atento de ellos cada segundo del día, por lo que puede ser difícil determinar qué ha provocado la diarrea de su hijo o hija. A continuación, algunas de las causas comunes:

Ingreso de parásitos al cuerpo

Esto suele ocurrir por vía de los alimentos y del agua potable, aunque se sabe de algunos parásitos que viven en cajas de arena e instalaciones para la natación. (3)

Infección bacteriana

Algunos microorganismos, conocidos como patógenos, pueden ingresar al cuerpo a través de los ojos, la nariz, la boca y por heridas que traspasan la barrera de la piel. (4)

Problemas digestivos

La intolerancia a ciertos alimentos puede provocar diarrea durante el proceso digestivo. (2)

Cómo reconocer la diarrea infantil

Dolor abdominal

Al ser la diarrea una irregularidad de la digestión, los calambres y los espasmos son algo frecuente. El dolor abdominal también puede deberse a la inflamación resultante de la permeabilidad intestinal. (2)

Heces acuosas y urgentes

Cuando las heces fecales no se solidifican, es natural sentir urgencia para defecar. La diarrea consiste en un patrón de defecaciones frecuentes blandas o líquidas. (2)

Fiebre

La diarrea infantil asociada a una infección viral puede presentarse con estado febril. Asegúrese de tomar la temperatura de la niña o el niño con el termómetro. (2)

Diarrea infantil: consejos y remedios

Cuando nuestros niños sufren, debemos explorar todas las opciones posibles para su alivio. Ante las dudas, consulte primero con su médico u otro profesional de la salud. (8)

Ofrézcale fluidos en variedad

La deshidratación es un riesgo grave durante los episodios de diarrea. Si su hijo o hija no recibe agua pura, ofrézcale agua de coco o zumo de manzana. ¡No le dé bebidas carbonatadas!

Ajuste su dieta temporalmente

Ofrézcale alimentos más blandos y con alto contenido de almidón, como el arroz, galletas saladas, pasta y puré de patata.(6)

Vigile la frecuencia de la defecación

Haga seguimiento a la necesidad urgente de defecar y evalúe si la frecuencia aumenta o disminuye. Al hacer esto, podrá determinar si las medidas tomadas tienen efecto. (11)

Cómo prevenir la diarrea infantil

Todos los padres deben estar listos para tomar medidas que prevengan la posibilidad de que su hijo o hija sufra diarrea.

Preguntas frecuentes

Lidiar con los síntomas de la diarrea en nuestros niños no es nada divertido. Sabemos que puede tener preguntas que quisiera hacernos. Por favor, consulte nuestra página de preguntas frecuentes.

    Algunas causas probables de la diarrea en niños son las infecciones por bacterias o por virus que ingresan al cuerpo a través del contacto con superficies, alimentos y agua contaminada. Los tratamientos antibióticos también pueden provocar diarrea a los pequeños. (13)

    A un niño o una niña con diarrea le vendrán bien alimentos blandos y bajos en fibra, como banano, arroz, manzanas y tostadas (dieta BRAT). Un probiótico específico puede ser recomendable para restaurar el balance de la flora intestinal (microbiota), lo cual puede mitigar los síntomas de la diarrea. (7)

    La suplementación con probióticos y prebióticos brinda grandes beneficios a los sistemas digestivo e inmunológico de los niños. Una dosis diaria de bacterias esporuladas, como Bacillus clausii, puede ayudar a prevenir la aparición de la diarrea infantil en el largo plazo. (8) (9)

Explore nuestros productos

El portafolio de productos de Enterogermina trabaja en conjunto con el cuerpo y proporciona soluciones efectivas para múltiples condiciones digestivas – ¡la clave para lograr el balance interno!

¿Cómo le ayuda Bacillus clausii a resolver sus problemas intestinales?

Bacillus clausii es una especie benéfica de bacterias esporuladas cuya acción restaura el balance intestinal. Si son tomadas con regularidad o bajo las indicaciones de un profesional de la salud, pueden ayudar a tratar y prevenir múltiples condiciones asociadas al desbalance intestinal. (10)

Manténgase informado

El primer paso hacia una mejor salud intestinal consiste en conocer nuestro intestino y los factores desencadenantes personales. Manténgase informado sobre las maneras en que la flora intestinal (microbiota) resulta afectada negativamente, desde el viajar hasta los antibióticos, y aprenda cómo lograr el balance.